¿Cómo saber cuándo debo llevar a mi hijo(a) al psicólogo?

¿Cómo saber cuándo debo llevar a mi hijo(a) al psicólogo?

Los padres deben estar atento a las señales que sus hijos pueden estar brindando, por lo que, si como padres nos damos cuenta que nuestro hijo tuvo un cambio repentino en comparación al comportamiento habitual, por ejemplo, lo notamos triste, irritable o introvertido, debemos pensar en consultar a un profesional que nos pueda brindar las herramientas necesarias para poder abordar lo que le podría estar pasando al niño, niña o adolescente.  Por otra parte, es importante tener en cuenta en qué etapa del desarrollo se encuentra el niño o niña, ya que eso nos brindará información sobre si aquel comportamiento que observamos es propio de la etapa o no.

Nombraremos algunos ejemplos donde deberíamos recurrir a un profesional del área:

  • Cuando nuestro hijo muestra conductas disruptivas, imposibilitando poder relacionarse con grupos de pares de manera adecuada o al revés porque es demasiado tímido, dificultando la posibilidad de poder integrarse a su grupo de pares.
  • Tiene miedo a estar solo y a menudo le cuesta trabajo conciliar el sueño. Presenta pesadillas o terrores nocturnos.
  • Exhibe comportamientos difíciles de manejar, como la desobediencia, la agresividad o un apego excesivo.
  • Tiene problemas en la escuela, le cuesta concentrarse, se aburre a menudo y se muestra demasiado intranquilo.
  • Sufre acoso escolar.
  • Presenta problemas con el control de los esfínteres.
  • Bajo rendimiento escolar
  • Está expuesto a dinámicas de violencia intrafamiliar.
  • Ha sufrido algún tipo de acoso o abuso.

Es importante saber que la mayoría de las veces no sólo se trabaja con el niño, niña o adolescente, sino que también con sus padres o con aquellas figuras que cumplen dichas funciones parentales, ya que a veces las intervenciones están dirigidas en orientar a los padres para poder realizar cambios en la dinámica relacional.

Les saluda,

Ps. Nathalie Pincheira.

Directora de Centro de Salud Alianza.